Telegram: cuando las aplicaciones (no) se inmiscuyen en la geopolítica

El mundo de las aplicaciones prolifera sin cesar, eso es un hecho ¿Se acuerdan que en algún tiempo los celulares servían solo para llamar? Seguramente que no y menos con la llegada, desde hace rato, de otros dispositivos como tablets y netbooks. Sin embargo, que casi todo sea una app, da serias complicaciones: se ha creado una enorme masa de información paralela, sustantiva, virtual, que muchas instituciones públicas, como gobiernos nacionales, quieren para sus propios fines. En ese dilema se mece en la actualidad Telegram, uno con enorme peligrosidad. Te contamos aquí todo, como siempre ¡No te pierdas la nota!

tele 2

Muchas aplicaciones se jactan de su privacidad, de cómo resguardan la información del usuario y eso lo llevan casi como estandarte. Algo lógico cuando la competencia prolifera y los ojos están fijos desde lo nimio hasta lo sustantivo ¿Pero qué pasa cuando una institución pública, como un gobierno, necesita esa data? ¿Cómo se puede actuar si justamente lo ocultado es valioso para develar crímenes actuales, potenciales, mafias, asociaciones ilícitas y cuestiones similares? Ahí todo adquiere otro cariz, naturalmente muy serio.

En esa coyuntura se encuentra hoy la creación de los hermanos Durov, ya que se niegan a dar información que podría ser útil al gobierno ruso (sí, no son del todo profetas en su casa). Recordemos que WhatsApp fue bloqueado un buen tiempo en Brasil por análogos motivos, solo que la nación europea tiene un agravante: combate, supuestamente, al ISIS y ese es el motivo de la petición a través del Servicio Federal de Supervisión de las Telecomunicaciones.

Al respecto, nadie del mundo de la aplicación se ha expedido, aunque uno podría pensar la respuesta como un no teniendo en cuenta antecedentes y lo que ya han declarado los hermanos Durov. Ellos niegan otorgar chats privados o criptoclaves porque lo tienen como política insoslayable.

En esta cuestión aún no hay nada decidido, pero vemos que el mundo de la política lo absorbe casi todo. Lo normal  sería que si el gobierno ruso no recibe la información solicitada se bloquee el servicio. Será cuestión, por lo pronto, de esperar.

tele 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*